Guía de Cuidados

Todas nuestras piezas, una vez tejidas y terminadas fuera del telar, las lavamos a mano y planchamos para darles más calidad y durabilidad.


Las lavamos a mano con jabón natural, para verificar la calidad de la fibra, el tintado si lo lleva y tomen su medida final, todas las piezas tejidas en el telar artesano encojen en su primer lavado porque se recolocan las fibras, esto solo lo hacen en el primer lavado, después no encojen más. Y las planchamos a mano con vapor para darles una mejor presentación y podamos apreciar todas sus cualidades.


Para que tu pieza o piezas te duren mucho tiempo te aconsejamos que sigas estos sencillos consejos de cuidados.


Para el lavado, lávalas a mano siempre, con detergente neutro y en agua fría. Hay piezas que puedes lavar a máquina por ejemplo de algodón o lino, pero salvo que tu lavadora tenga un programa especial anti-arrugas, no lo aconsejamos, porque saldrán muy arrugadas. A no ser que te guste también este aspecto.


Las piezas de lana, lávalas siempre a mano, igualmente hay lavadoras con programas especiales para lavado de lana, pero, nuestro consejo es que las laves a mano, son piezas pequeñas, no tardamos prácticamente nada, sólo dejarla un poco en agua con el detergente adecuado para lana, esperar, enjuagar, escurrir sin torcer y tender. De esta forma, siempre estarán impecables.


Las alfombras grandes, si tienes una bañera puedes lavarlas a mano en ellas, dejando escurrir dentro antes de sacarla porque pesarán. Si no tienes bañera o es muy grande, te aconsejamos que las laves con ayuda de otra persona o las lleves a una tintorería.


Para todas las piezas, es preferible no retorcerlas, es mejor enrollarlas sobre si mismas y estrujar un poco para que suelten el agua dejando escurrir, para después tenderlas.


Para el tendido, no es necesario que coloques tu pieza en horizontal, puedes enrollar una toalla en la cuerda de tender, sujetándola con dos pinzas y colgar la pieza en vertical, la pieza, bufanda, chal, manta… Puedes ponerle dos pinzas en los bordes de tu pieza, para sujetarlas. De esta forman no le quedarán marcas y te facilitará el planchado, si las planchas.


Para el planchado, no llevan un cuidado especial, en general la temperatura que indique tu plancha según el tipo de fibra de tu pieza. Si tu pieza tiene más de una fibra, elige siempre la temperatura más baja indicada por la plancha para cada fibra, por ejemplo, si es seda y alpaca, elige la temperatura indicada para la seda, la seda necesita una temperatura inferior a la alpaca, si la ponemos más alta la podríamos dañar. Siempre, elige la temperatura más baja indicada, de la mezcla de fibras que lleve.


Para la lana, no necesitas poner un paño encima, al trabajar con lana 100% natural puedes planchar directamente sobre tu bufanda, chal, manta… No tendremos brillos inesperados en nuestra pieza porque no tienen nada de fibra sintética.


Para el lino, te dejamos un pequeño truco, puedes pulverizar el tejido con agua antes de planchar para conseguir que esté algo húmedo, quedará impecable.


Hay piezas que por su composición o tipo de tejido que hemos hecho también quedan bien sin planchar, ya esto es tu elección personal.


Cajas o bolsas de tela reutilizables, algunas de nuestras piezas tienen cajas reutilizables o bolsas de tela, por ejemplo, las mantas, para guardarlas cuando no las uses. Te aconsejamos que las utilices, para mantener siempre tus piezas como nuevas, impecables y listas para usar.


Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña